PSICOLOGO CUERNAVACA-PSICOTERAPIA


ADICCIONES

Se sabe que el consumo sostenido de algunas substancias genera adicción  y por lo tanto dependencia. Se pueden generar dependencias en relación no solo a substancias, sino también a personas o actividades. Aquí hablaremos específicamente de substancias.

En muchos de los casos las personas  no tienen las herramientas necesarias para dejar de consumir por si solos y necesitan de un tratamiento farmacológico que los acompañe en su proceso de desintoxicación,  no todos necesitan medicamentos. Además de la desintoxicación  el trabajo con las adicciones implica la fuerza de voluntad para dejar de frecuentar personas, trabajos, situaciones o lugares que detonan la adicción.   Cuando la gente tiene un propósito voluntario de no drogarse, pero se encuentra con situaciones con las que relaciona su consumo, sólo lo logrará si su carácter es más fuerte que los estímulos visuales o sensitivos que su memoria relaciona con la sustancia para esto es necesario trabajar con el carácter y con las creencias de la persona. Mucha gente sufre las adicciones porque el consumo de alguna o varias substancias  se ha instalado como un hábito en su vida y las relaciona con situaciones o personas.

La dependencia de sustancias está considerada por la Organización Mundial de la Salud  como un trastorno mental pues producen alteraciones a nivel cerebral y por ello deben tratarse con medicamentos, .

Los medicamentos revierten o disminuyen las ganas de consumir ya que se logran  disminuir los síntomas  provocados por la  abstinencia y revertir algunos de los daños que haya ocasionado el consumo de drogas.

Por ejemplo  los estimulantes, tienen un efecto sobre el sistema central nervioso y producen alucinaciones que pueden tener un efecto prolongado y dañar partes del cerebro, en ese caso, los medicamentos tendrán la función de intentar corregir el efecto alucinatorio, aunque ahí no se estaría  corrigiendo la dependencia, para eso se requerirá otro tipo de fármaco.

Ahora sabemos que los consumidores de sustancias esconden con su adicción trastornos emocionales que tienen que ver con ansiedad, depresión y estrés y lo que hay detrás. El tratamiento farmacológico dependerá de cada caso ya que es necesario recetar un medicamento adecuado para cada grado y tipo de consumo. Además se debe trabajar con el paciente en otros niveles,  pues hay que combatir el trastorno emocional que sufría antes de que iniciará con la adicción a una sustancia.

No existe una pastilla mágica contra las adicciones. La magia de la pastilla está en disminuir las ganas de consumir lo que sea. Cualquiera que este tratando de salir de una adicción - tanto el que está dejando de fumar tabáco como el que lleva un día sin inyectarse heroína-  van a padecer sufrimiento, conocido como síndrome de abstinencia.

A Juan Antonio un joven de 21 años se le está tratando con cuatro diferentes medicamentos diarios. Lleva 4 años consumiendo cocaína, y los dos últimos años se hizo adicto a la heroína. Es estudiante de música, y ha sufrido muerte clínica en dos ocasiones por sobredosis.  Estará internado durante seis meses y después dependiendo de los resultados podrá reintegrarse gradualmente a su vida social  con el apoyo de  terapia tres veces por semana. En su caso los medicamentos  lo mantienen tranquilo, le bajan la ansiedad aunque dice sentirse a veces muy cansado.

Está comprobado que el tratamiento farmacológico acompañado de terapia psicológica es exitoso en un porcentaje importante  de los casos, siempre y cuando los pacientes no abandonan el proceso de desintoxicación  y apoyo emocional que puede ir de cuarenta días  a un año o dos.

Para salir de  una adicción se requiere de un compromiso personal, un buen manejo farmacológico y médico y de la adquisición de  herramientas de carácter  con las que cada individuo maneja su vida.