PSICOLOGO CUERNAVACA-PSICOTERAPIA

 

ADOLESCENCIA

La adolescencia, es un periodo de transición; marca el final de la niñez y  de alguna manera inicia  la adultez. En las culturas primitivas se pasaba de la infancia a la adultez y este paso se signaba con ceremonias iniciáticas y los jóvenes adultos (hoy adolescentes) adquirían pleno derecho y obligaciones en su grupo.

Comienza  aproximadamente a los 13 años y culmina alrededor de los 20 años; aunque en la actualidad se ha observado una prolongación que a veces llega más allá de los 25 años.

 Sin embargo al igual que sucede con todas las etapas del desarrollo, estos puntos extremos no están muy bien definidos.

En los tiempos que corren, la adolescencia representa para muchos y muchas jóvenes la oportunidad de construir sueños acerca del futuro y momentos de crísis y gran incertidumbre por los muchos cambios que se dan en todos los ámbitos; por ejemplo se experimentan cambios en lo social, cambios físicos y psicológicos.

Es una etapa de ampliación del círculo social, de cuestionamiento de la cultura en donde se han desarrollado, y de alguna manera alejamiento de los valores familiares y de los propios padres.

Es una etapa de individuación y búsqueda de identidad y sentido de vida. (¿quién soy?....¿adonde voy?)

La formación de identidad se inicia con la influencia por parte de otras personas, principalmente las figuras de primer contacto como padres, hermanos y familia en general; también los maestros y el grupo de pares tienen un papel preponderante en la formación de actitudes y comportamientos.

La búsqueda de identidad es un proceso que dura toda la vida, pero que se acelera durante la adolescencia.

Carlos es un adolescente de 17 años, fue traído por su madre, ante su propia incapacidad para ayudarlo a salir de los problemas en lo sque se ha ido metiendo. Problemas en la escuela, uso de drogas y alcohol en forma indiscriminada, relaciones complicadas con mujeres mayores que él, etc. Su padre ausente por divorcio, ha formado otra familia y vive totalmente alejado.

Atenido a estas consideraciones, durante el proceso que hemos ido elaborando Carlos y yo he procurado ayudarlo a conocerse y construir una identidad propia.

El proceso terapéutico en la adolescencia pasa por la ruta de la diferenciación y  la adquisición  de valores e identidad propia.